¿Qué sería para usted «tener éxito en la vida»? ¿Qué sueña cumplir? ¿Qué querría tener? ¿Por qué? ¿Qué desea ser? ¿Qué experiencia tiene ganas de vivir? ¿Y por qué? ¿Qué le gustaría sentir?

En general, aquellos qué hablan de tener éxito en la vida desean progresar profesionalmente y económicamente, pero las verdaderas motivaciones de un ser humano ¡son más viscerales! Aunque nuestros deseos se obsesionen con los resultados materiales, son las emociones las que motivan a los seres humanos y son las emociones lo que estos buscan.
Algunos, por ejemplo, hacen muchos esfuerzos para regalarse el coche o la casa con la que soñaban de niños. ¿Por qué? Para vibrar en emociones de placer, de satisfacción, de alegría o de amor propio… ¿Por qué verdaderamente un ser humano tiene ganas de ganar dinero, y cada vez de más en más? Porque tiene asociadas al dinero sensaciones de placer, emociones de seguridad, de poder, de responsabilidad, de libertad, de compartir, etc.

Conocer y crear las emociones buscadas

La mayoría de la gente cree que para tener éxito en la vida hay que adquirir algo o alcanzar un fin pero el éxito material no tiene sentido si no va asociado con la experiencia de las emociones buscadas. Por este motivo la prioridad absoluta es entrenar al cuerpo para secretar estas emociones. Si no, cualesquiera que sean sus resultados, estos podrán activar únicamente las emociones a las cuales usted ya está acostumbrado (de ahí la importancia de crear el Músculo del Bienestar).

¿Por qué querer fundar a una familia fantástica? ¿Por qué desear vivir en pareja? Para vivir las emociones de pasión, de ternura, de seguridad, de excitación, de compartir. ¿Por qué multiplicar los encuentros, tener numerosos amigos o millones de seguidores? Por la intensidad de las emociones que proporcionan las relaciones con los demás. Por las historias de amor.

¿Por qué dedicar su vida a realiza algo que le sobrepasa? ¿Por qué ciertas personas se comprometen a aceptar un desafío, a contribuir a la evolución de los conocimientos o de las conciencias? ¿Por qué querer transmitirles algo a sus allegados, a su país o a la tierra entera? Porque no hay satisfacción más grande que poner los propios talentos al servicio de los otros, incondicionalmente, y sentirse honrado a cambio.

Detrás de la búsqueda material se encuentra una búsqueda emocional, y más allá se desvela en el intercambio con los demás una búsqueda espiritual. Ambas van de la mano porque son las emociones las que abren las puertas del corazón y del alma. ¡Esa es la magia de los seminarios “La Experiencia SANE”!

Amar y ser amado

Dependiendo de su sistema de valores del momento, cada uno prioriza más particularmente la búsqueda de dinero, de reconocimiento, de conocimientos, de sentido, etc. Pero detrás de todas estas variaciones de forma se encuentra una necesidad universal. Cualesquiera que sean sus sueños, el Porque de un ser humano desemboca en el deseo de probar un Bienestar intenso, el de amar y de ser amado tal como es. Al final, cada uno procura vivir la experiencia del amor bajo diferentes formas, una multitud de emociones cuyo punto culminante es la gratitud: el amor por sí mismo, por su vida y por todo lo que le rodea.

Tener éxito en la vida podría definirse así: experimentar, a través de sus diferentes realizaciones materiales, intelectuales y espirituales, emociones de Bienestar de intensidad cada vez más elevada que conduzcan a la gratitud y al amor incondicional.

¡Hacer lo que le gusta y que le guste lo que hace!

Éste éxito al cual le invito con el Método SANE corresponde a una experiencia cotidiana: levantarse cada mañana en el Bienestar, hacer lo que le gusta y que le guste lo que hace. Vivir una jerarquía de emociones que le hacen feliz y que le permiten manifestar más amor aún en su vida. Avanzar hacia sus sueños y manifestarlos para servir a otros.

Mani Hesam

Extraído de «El Músculo del BienEstar»